Archive for the ‘E. Elgar’ Category

h1

EDWARD ELGAR – CONCIERTO PARA CELLO Y ORQUESTA OP.85

enero 25, 2009

cello34

Cuantas veces nos hemos topado con ciertas obras que hacen estremecernos, que nos hacen ir mas allá de lo visible, que nos llevan a lugares nuevos y completamente desconocidos.

Concierto para violoncello y orquesta Op.85 del compositor E. Elgar.

Hace algunos años fue que me tope, sin quererlo, con este concierto para cello y orquesta. Sin conocer al compositor, ni saber quienes ejecutaban ni dirigían,lo escuche. No pasaron si quiera un par de horas cuando lo estaba escuchando una vez mas. Pasaron los días y fue entonces que decidí investigar que y a quien estaba yo escuchando.

Jacqueline_du_Pre Vaya sorpresa con la que me he encontrado!, esa obra que escuchaba una y otra vez, no era mas que una verdadera joya de la música clásica. El violoncello ejecutado por la legendaria Jacqueline Du Pre junto con Daniel Barenboim, otro de los grandes y geniales músicos que he podido escuchar dirigiendo a la Orquesta de Philadelphia!.

Este concierto para cello es una obra realmente única, y aun mas ejecutada por músicos tan grandes como los ya mencionados.

Jacqueline Du Pre, una de las mejores cellistas de la historia, considerada la mejor de su generación. Literalmente desprende alegría a la hora de hacer sonar su instrumento y de la mano con Barenboim quien fue su esposo hasta su muerte, formaban una pareja sumamente interesante.

barenboim Podemos escuchar diferentes fragmentos de este concierto y nos encontraremos con diversas emociones. Como algunos inicios de diferentes movimientos son realmente fuertes, por momentos tal vez melancólicos o tal vez hasta muy pensativos, pero segundos después es el mismo cello quien da una bienvenida a la orquesta completa, creando así una fuerte entrada. Por momentos, como pasa en los conciertos para algún instrumento en especial, la orquesta guarda silencio o tocan en pianísimo para que el solista siga con lo suyo. Es así como encontramos este cello ejecutando su melodía en diferentes momentos. La obra simple y sencillamente es deliciosa, y es una obra que hay que escuchar con plena tranquilidad y silencio para poder disfrutarla lo mejor posible.