Archive for 11 mayo 2009

h1

Claudio Abbado

mayo 11, 2009

Claudio Abbado es uno de los mejores directores de orquesta de fines del siglo XX y principios del XXI. Ha ocupado varios puestos de gran prestigio, cada uno de los cuales sería un logro supremo para un director, y su presencia musical tanto en los conciertos como en las grabaciones ha dejado un innegable legado de excelencia.

Sus raíces se remontan hacia una prominente familia mora expulsada de España en 1492, que, según se dice, habría incluído al arquitecto de la Alhambra. Su padre fue Michelangelo Abbado, un violinista y profesor que les dio, a Claudio y a su hermano Marcello, sus primeras lecciones de piano (Marcello se convirtió en pianista y compositor).

Claudio estudió en el Conservatorio de Milán, graduándose en 1955 con un certificado en piano. Mientras estuvo allí, también estudió dirección de orquesta con Antonio Votto. En 1955, estudió piano con Friedrich Gulda en Salzburgo, y luego (entre 1956 y 1958) asisitó a clases de dirección orquestal dictadas por Hans Swarowsky, en la Academia de Música de Viena.

En 1958, hizo su debut (como director) en Trieste, y ganó el Concurso Koussevitzky en Tanglewood. Esto lo llevó a participar en varios teatros y orquestas provinciales, y a ocupar un puesto como profesor en el Conservatorio de Parma. Después de ganar el Premio Dimitri Mitropoulos en 1963, se le concedió un puesto de cinco meses en la Filarmónica de Nueva York, orquesta con la que hizo su debut profesional americano el 7 de abril de 1963. El año 1965 señaló su debut con la Filarmónica de Viena en el Festival de Salzburgo, pero más todavía marcó el retorno a su ciudad natal en Milán, para dirigir en La Scala. Dirigiría allí nuevamente en 1967, convirtiéndose en director residente de la compañía en 1968; finalmente fue nombrado director musical en 1971.

Abbado fue reconocido por haber elevado los estándares interpretativos en La Scala, y por ampliar su repertorio. También organizó a sus músicos dentro de la “Orchestra della Scala”, por cuyas interpretaciones de obras de compositores tales como Schoenberg, Nono, Ligeti, Stockhausen, y Berio, Abbado se ganó particulares elogios como intérprete de obras modernas.

En 1971, fue nombrado director principal en la Filarmónica de Viena. Poco tiempo después, estableció relaciones con la Orquesta Sinfónica de Londres, convirtiéndose en su director principal en 1979, y finalmente director musical, un cargo que sostuvo hasta 1988. Otras actividades durante este periodo incluyeron la fundación de la “European Community Youth Orchestra” (Orquesta Joven de la Comunidad Europea, EUYO), la Orquesta de Cámara de Europa, y la Orquesta de Cámara Juvenil Gustav Mahler.

Durante el periodo 1982-1986, Abbado se desempeñó como director invitado en la Orquesta Sinfónica de Chicago; después, fue nombrado director musical de la Ópera Estatal de Viena. Los vieneses además lo honraron nombrándolo director musical general de la ciudad. Durante su ejercicio, fundó (1988) el festival de música contemporánea “Viena Moderna” (Wien Modern), que creció muchísimo hasta abarcar todas las formas del arte contemporáneo.
Abbado le sucedió a Herbert von Karajan como director de la Filarmónica de Berlín en 1989. En 1991, renunció a su cargo en la Ópera Estatal de Viena, pero no obstante ha mantenido su presencia en la ciudad a través del premio anual vienés para jóvenes compositores. En 1994, ocupó otro puesto que alguna vez había sido ocupado por Karajan: la dirección del Festival de Pascua de Salzburgo.

Claudio Abbado es un magnífico director, que disfruta de la belleza del tono. Su extensa discografía incluye las obras sinfónicas completas de Mahler, Schubert, Ravel, Tchaikovsky, Mendelssohn y Beethoven, y muchas otras grabaciones.

Traducido de: Joseph Stevenson, All Music Guide

véase el art. original en:
http://www.classicalarchives.com/artist/9087.html#about

h1

RECOMENDACION

mayo 8, 2009

Ahora les traigo otro par de recomendaciones que he podido disfrutar ultimamente y que realmente me han dejado un buen sabor.

 

Primero que nada, como vemos aqui arriba. Son 3 Discos que incluyen las canciones que compuso Piotr I. Tchaikovski, uno de los grandes romanticos creador de grandes obras sinfonicas asi como de ballets famosos por todo el mundo y conocidos por millones de personas.

Musicos:

Sergei Leifekus (Baritono)

Nina Rautio (Soprano)

Ilya Levinsky (Tenor)

Simon Skigin (Piano).

Aunque no he escuchado los 3 discos completos, la verdad creo que es una pequeña coleccion que vale mucho la pena. Realmente si tienen oportunidad de conseguirla o de escucharla, haganlo.

Y la segunda recomendacion es:

000ca8ce_medium 

Asi es, otra gran obra de P.I.Tchaikovsky. (Aunque este disco tiene fragmentos de “The Nutcracker” realmente la obra que a mi gusto vale mucho la pena escuchar, es su famosisimo y tambien conocido Concierto para Piano N.1

Ejecutado por:

Gilels (Piano)

Reiner (Director)

Orquesta Sinfonia de Chicago

Lo que sea de cada quien, pero el gran Emil Gilels no deja nada que desear, por lo que realmente es una grabacion que vale mucho la pena.

000ca8d6_medium